domingo, 26 de abril de 2009

80 años de Armando Tejada Gómez, profeta de su tierra

“Hay que soñar la vida para que sea cierta”

Y todo es nuevo entonces,
bien nacido,
todo puede empezar esta mañana,
Seguir creciendo…

(Él con) Ese rostro trigal,
esa existencia circular de su voz y de su sangre,
allí en la luz,
cruzando por la tierra y por el aire donde él residirá.
Y será habitado,
Donde será habitado y habitante.

Recuérdame esta noche y nómbrame en tu idioma, (a ella le canta)amor mío, muchacha, territorio de pájaros,nómbrame en las ciudades donde trepas los trenescon la amapola herida de tu vestido diario.No conozco tu nombre, pequeñito y apenas,tu mínimo poema de una sola palabra,pero voy pronunciándote cuando digo esperemoso cuando me transitas hacia dentro del alma,porque sé que tus rostros tienen un mismo rostroy tu sonrisa un aire de pétalo del aire,conozco, sé tu modo de salvarnos la vida,vencedora inmutable, con un niño en la sangre.

Y ese canto es, generoso, como el vino,
Por algo fueron,
Son,
Serán compadres,
No andan en vano juntos por la noche:
Por algo son compadres y comadres
Del que quiere escucharse como suena
en la inmisericorde madruga,
trizada por el día
que regresa
por el día que vuelve con los panes;
por algo salen juntos cada noche
y luego
¡se nos juntan en la sangre!
Ellos están de vuelta del silencio,
De las habladurías,
De la luna;
Los dos salieron hace mucho tiempo:
A buscarse la vida y a buscarnos:
El vinocanto,
El cantovino,
El grito,
A buscarnos la vida y a buscarse:
¡en la guitarra de los sumergidos!
Y ahora que has venido, (continúa cantando)
que ya estás, que has llegado,hay que cambiarlo todo, decir amor y amarnos,clausurar las planillas, postergar las ganancias,ahora que has llegado con tu fragante risaqué han de hacer los señores de destino contable…

¡si se vieran vivir!
Si les dijeran
Que ésa es la paz,
Si fueran a decirles:
- ¡la paz del mundo vive en esta casa!
¡que ojos de no saberlo que pondrían!


(pero) A veces queda en la pupila, ardiendo,la sal de una miradadonde la muerte talla en la pobrezaalgún niño de trapo,y aquella vasta soledad que creceen la geografía del espanto.

(y entonces)
"Él deja que la noche entre y lo huelay que la soledad venga y lo lama,porque está miel pensándose la vida,la vidamiel que ha hecho con sus manoshasta que un día supo: ¿quién se comela miel multiplicada de mi patria? quien sea que la come esé me come, ése come la miel de mi trabajo,come, me come, alguién me está comiendola tierra, el agua, el sol, el día, el añoy se come lo dulce que yo quierode la miel fatigada de mi Paula,la tierna miel que sube por mis hijosa llenar la colmena de la patria.Si me dejo comer la están comiendo.La seguirán comiendo por añares.Nos seguirán comiendo, vida mía,mis muchachos de miel, mi pueblo, ¡Paula!"

Patrón, tenga su sombra. Guárdese su salario.
Hoy no me da la gana de alquilarle los brazos.
Cuando él salió a luchar, afirmó:
- Es justo…
Con su rostro de autorizar las cosas necesarias.
Digo que este mensaje debe saberlo América,que no sólo nosotros,que cada uno lo sepa,porque hay un continente de tierra sometida, gordos concesionarios, carbón comprometido,hay zonas donde el hambre tutea la agoníay esclavitud de estañoy cobre de miseria,hay trigo condenado a los precios siniestros,petróleo al que amenazan su primavera negra,naranjas exportadas con todo el sol a cuestas, hay niños que no encuentran al hombre, caen antes, se van, sonrisa abajo, muerte abajo,se pierden entre lo destructivo que cae y se disgrega.

Importan dos maneras de concebir el mundo.Una, salvarse solo,arrojar ciegamente los demás de la balsay la otra,un destino de salvarse con todos,comprometer la vida hasta el último náufrago,no dormir esta noche si hay un niño en la calle.

¿Que le diría a los jóvenes?, le preguntan
Que sueñen la vida para que sea cierta.

Por oficio de andar diciendo la poesía, devolviéndosela al pueblo de cuya formidable aventura histórica me nutro: pero no era una tarea de testigo sino también de protagonista, por eso estos poemas no han sido escritos desde afuera sino desde adentro de la pelea y contienen sin retaceos el ruido del tumulto, porque como alguien dijo, el poeta es, también, un legislador permanente de su pueblo. Sería doloroso ser sólo un tonto aparte, dolido solamente del rocío, como sería triste ser sólo un combatiente que no viera el rocío. De esa madera está hecha la guitarra que aquí canta.

Nunca se podrá evitar que las nuevas generaciones
pidan la palabra y la guitarra.

¿Cual es su mayor deseo? Vuelven a preguntarle.
La libertad de mi pueblo.*
*compilado de poemas y entrevistas de A. T. G.
.........................................
80 años de Armando Tejada Gómez, profeta de su tierra
Este 21 de abril Armando Tejada Gómez hubiera cumplido 80 años. Aquel poeta que a lo largo de su vida supo entender la realidad de su tiempo, contar las culturas de nuestro pueblo, darle nombre a las injusticias y sostener valores humanos de lucha y compromiso.

Tejada Gómez combinó su militancia y compromiso con la poesía y la canción. Con total vigencia y claridad, sus letras, su humildad y su militancia, nos inspiran a caminar hacia al horizonte, "juntando las ganas"... "organizando el grito"... para poder "despertar como un solo estallido".
los compadres y comadres del horizonte

1 comentario:

culturra dijo...

hola sigan asi y tengas mas vinculos con otros centros culturales!! la union hace la fuerza